Dar de alta la luz y el gas con Gas Natural Fenosa

Para empezar, deberás verificar si existe o posees una instalación de gas y electricidad en tu vivienda, a partir de esto se deben seguir una serie de pasos para dar de alta la luz y el gas con Gas Natural Fenosa. Si no posees el suministro, deberás seguir las siguientes instrucciones:

En el caso del gas natural, si posees la instalación pero el suministro no ha sido dado de alta, necesitarás conseguir un Certificado de Instalación Individual en regla y de Instalación de Térmica en caso de que exista la calefacción a gas. Deberás ponerte en contacto con el instalador o técnico de la compañía (te recomendamos las que te brindan un carácter dual, como dar de alta la luz y el gas natural con Fenosa) el cual se trasladará a tu vivienda y hará una inspección de la Instalación Receptora Individual (IRI). Si la misma cumple la normativa vigente, él técnico dejará la instalación lista para su utilización y te proporcionará el Certificado de Instalación Individual en esa misma visita.

Dar de alta luz Gas Natural Fenosa, gas natural fenosa,  Fenosa

Consideraciones para dar de alta la luz

Ahora, para el alta de luz, deberás realizar una solicitud a la distribuidora asignada a tu zona. Esta te pedirá el Código CUPS, que es el encargado de identificar tu punto de suministro eléctrico y en caso de que lo poseas sólo deberás ponerte en contacto con la distribuidora para que te proporcionen la información acerca de la documentación que necesitarás para contratar el suministro de electricidad.

Define la potencia

Otro punto que considerar es la potencia por utilizar. Para tener una idea de la misma deberás sumar la potencia del equipo que requiera mayor consumo de energía en conjunto con los demás equipos usados simultáneamente. Para casos de ampliación en la potencia deberás pagar una diferencia con respecto a los derechos de acometida que le correspondan a la misma.

Para dar el alta la luz y el gas natural Fenosa, en caso de que no poseas dichos suministros, la compañía te proporciona dos números de contacto totalmente gratuitos, en el caso del gas puedes contactar al 900 100 251, y para la luz puedes contactar al 900 649 413.

Con esta página podrás obtener más información acerca de la compañía Fenosa.

Puedes saber más sobre el cambio de titularidad en Gas Natural Fenosa.

Alta de luz y gas natural

Esto surge normalmente cuando se ha adquirido una nueva vivienda o se ha alquilado una, es por esto por lo que a continuación te explicaremos los puntos básicos a tomar en cuenta al momento de dar de alta la luz y el gas natural mediante Fenosa:

Con respecto a la electricidad, deberemos saber si se trata de un nuevo suministro o se ha dado de baja anteriormente. Ahora bien, para solicitar la conexión del punto de suministro a la distribuidora y posteriormente a la red eléctrica se deberá presentar la siguiente documentación: una licencia de apertura para la primera contratación, cédula de habitabilidad o de calificación definitiva, certificado de instalación eléctrica (CIE) sellado por el Organismo Competente de la Administración, DNI, CIF, NIF, pasaporte o permiso de residencia del titular o autorización del mismo en caso de que no poseas la titularidad de la vivienda.

Tipos de contrataciones

Ahora bien, para contrataciones del suministro eléctrico, Fenosa ofrece dos opciones: una contratación de precio libre con la tarifa más adaptada a tus necesidades o una contratación de precio regulado, el cual será fijado por la Administración. Por otro lado, debemos elegir la potencia que necesitaremos, esto dependerá de los equipos que se vayan a instalar en la vivienda. Es importante que sea la adecuada porque sí sobrepasa lo que necesitaremos tendremos un sobrecoste en la factura.

En base a la potencia que solicitemos y a las adecuaciones técnicas que este suministro necesite, la comercializadora será la encargada de informarte acerca de lo que deberás hacer para llevar a cabo la confirmación de la instalación y todos los requisitos que deberás cumplir para adquirir el suministro.

Una vez empezados los trámites para dar de alta la electricidad debemos colocar el contrato a nuestro nombre, en caso de que no seamos el titular original, esto nos evitará costes futuros. Dicho cambio puede ser gestionado por el titular actual o por el nuevo titular, es de carácter gratuito siempre que se mantenga una contratación igual a la que antes se tenía, una vez que esto sea gestionado, podrás solicitar un cambio en la potencia o tarifa, teniendo en cuenta que deberás asumir el coste del mismo, ya que tendrás que pagar la diferencia existente de los derechos de acometida correspondientes a la nueva potencia.

¿Cómo dar de alta el gas?

Con respecto al gas natural, deberemos contactar con un técnico o instalador autorizado, el cual nos hará un presupuesto en base a las necesidades de nuestra vivienda, también será el encargado de realizar la instalación y de gestionar los trámites correspondientes, una vez hecha toda la instalación y verificado que cumple con todos los requisitos técnicos, nos hará entrega del Certificado Individual de la Instalación de Gas, el cual da la constancia de que dicha instalación cumple con la normativa vigente. Una vez tengamos este contrato, podremos contactar con la comercializadora de nuestra elección y solicitar una contratación para un nuevo punto de suministro.

En caso de que exista la instalación y es una vivienda nueva, la promotora nos dará toda la documentación necesaria para dar de alta el suministro, lo que nos permitirá ponernos directamente en contacto con la comercializadora que hayamos elegido para dar de alta el nuevo suministro.

Una vez realizado todo esto, procederemos a la activación del contrato, en el caso de Fenosa tenemos dos opciones: contratar el precio libre o el precio regulado, ya que estemos suscritos, la compañía enviará la solicitud de alta a la distribuidora para que el técnico autorizado acuda al punto de suministro y realice la puesta en servicio, colocando y conectando el contador, ya que todo este proceso se haya realizado se empezará a facturar el consumo generado.

¿Qué hacer en caso de querer cambiar de comercializadora?

Antes de realizar cualquier cambio deberemos tener en cuenta las clausulas de cancelación anticipada con el comercializador anterior, además del precio, plazos de vigencia del contrato que se haya realizado, servicios adicionales, entre otros. Es importante destacar que después de cualquier contratación dispondremos de 14 días en los cuales podemos cancelarlo.

En caso de que deseemos contratar el servicio con Fenosa, necesitarás los siguientes requisitos: la firma y aceptación del contrato, luego de un mes recibiremos una carta de bienvenida, y una vez seamos clientes recibiremos la factura de liquidación de la compañía anterior. Es de importancia saber que en un plazo de 30 a 60 días recibiremos nuestra primera factura.

Puedes saber más viendo el vídeo: